Vitrina de visites

No soy muy dado a soltar editoriales, pero tengo tantas cosas en la cabeza que creo que aquí va la segunda!

Este verano 2012 ha sido corto pero intenso en cuanto a salidas mineralógicas se refiere. En tan sólo cuatro dias de dedicación exclusiva, pero no consecutiva, he podido visitar un puñado de yacimientos de relativo interés, con al menos tres o cuatro intentos fallidos también, minimizados por un largo trimestre en el dique seco de recopilación y de vueltas a la cabeza.

La gran mayoría de las visitas se han hecho en una comarca entrañable, l’Anoia, una espinita que tenia clavada desde hace tiempo, pues en su dia, no pude visitarla en profundidad dejándome en el tintero una buena representación de yacimientos especialmente particulares.

Especialmente particulares porque por fin hemos ido a buscar las Bauxitas de la Riera de Miralles, siendo la bauxita un mineral histórico de las colecciones de iniciación. Claro, no podia hacer una entrada de aplicaciones del aluminio sin visitar al menos uno de los numerosos yacimientos de Bauxita que hay por la zona de l’Anoia, siendo éste de la Riera el escogido y con dos más en la recámara que ya he pisado y situado sobre el terreno y que reposan con tranquilidad para publicar o no más adelante.

Especialmente particulares porque hemos vuelto a las Guixeras de Viloví para ver la restauración dels Pelags, donde pondremos especial interés en otra entrada, en preparación y a la espera de completarla con los yesos de Jorba, de la explotación del yeso, sin pasar por alto tampoco los cristales que se pueden observar en la zona.

Especialmente particulares porque nada menos que once años después, hemos vuelto a las Minas de Pontons, esta vez, paradójicamente con cierta urgencia, puesto que en FMF recientemente se abrió un hilo al respecto y quería saborear una vez más, aquel absoluto oscuro gran laberinto en absoluta tambien soledad (como explico en la propia entrada que todavía está reposando en el pen drive) quizás por ultima vez.

Especialmente particulares porque por fin he impreso (y este es el segundo año de batida) las dos etiquetas de Fluorita que tanto he buscado para completar mi particular cruzada con los yacimientos olvidados. Esos que ya han desaparecido y no salen en la red, bueno, mas bien es que como no salen en la red no existen, pero que sí existen en los libros, aquellos que tienen páginas de papel que hay que leer y releer, con fotos de referencia, y que a base de estudio, ensayo y error, te llevan a un pequeño tesoro, avalado por ejemplares de etiqueta atelañarada de museo local donde solo sale el nombre solitario de una localidad.

A pesar de la mediocridad de los ejemplares obtenidos, magnífica recompensa al tesón, al trabajo y a la intuición, eso si, con un puntito necesario de suerte también, que dan un alto valor sentimental al propio ejemplar. Podíamos haber preguntado sencilla y directamente donde estaban estos yacimientos en los foros, pero mira por donde, me apasiona volver a la esencia y currárme a estas dos con recursos propios.

Continuando con las visitas, le metemos mano a una pequeña joya del patrimonio minero, los hornos de cal de Collbató. Que maravilla, como resisten en el más absoluto abandono y olvido estas construcciones. Tres ovoides perfectos excavados en la roca, una pedrera justo enfrente, una construcción anexa y toda la montaña de Montserrat como fondo.

En general, un conjunto bastante recuperable todavía y una oportunidad absolutamente factible de recuperación de patrimonio minero con un proyecto de presupuesto que me aventuraria a proponer austero. Desde aquí aprovecho para ofrecer mi colaboración y experiencia profesional a los gestores locales, puesto que el conjunto tiene muchísimas posibilidades para este nuestro turismo minero, todo ello bajo un entorno absolutamente envidiable.

Patrimonio minero, otro de los grandes apartados que estoy preparando y del que ya tengo bastante material redactado, pero es que hay tanto todavía por visitar que al menos quiero completar un buen puñado para hacer una entrada con una base medianamente estructurada para ir trabajando y añadiendo entradas sobre ella.

Propiedades de los minerales, otro de los apartados que tengo en preparación, finalmente creo que lo completaré con enlaces directos a FMF en cuanto a fluorescencia, fosforescencia... magnetismo... ya que en estos dias se han publicado allí varias entradas de un nivel didáctico muy interesante que merecen ser linkadas, así que reeditaré lo que tengo por subir y lo completaré con las imagenes de mis ejemplares.

Para terminar, las aplicaciones de los lignitos ocupan la última visita relámpago del verano. Como en su dia ya fuimos al Berguedà, hacemos dos prospecciones más cercanas, una por Terrassa, que todavía reposa para más adelante y otra que materializamos cerca de Moià, para adentrarnos en unas galerias negras y oscuras como el carbón que se intentó extraer de sus entrañas. Toda una sorpresa que no hace sinó más interesante y apasionante esta afición.

Todas las muestras son como siempre, sencillas, sin espectacularidad, solo para constatar la existencia del yacimiento y poder explicar a partir de ellas ciertas características físicas, propiedades, aplicaciones, etc… que a menudo pasan desapercibidas por el coleccionista. A medida que vaya haciendo las correspondientes entradas iré publicándolas y completando los correspondientes apartados, pero eso requiere de tiempo y aquí hay mucho material todavía que contar.

Un saludo
Josep Lluís

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada